Mensaje de la hija(o)


Querida Mamá:

Fui a la fiesta y me acordé de lo que me dijiste, me pediste que no bebiera alcohol. Por eso, bebí un Sprite.

Sentí orgullo de mí misma, tal como me dijiste que sentiría. Me dijiste que no debería beber y conducir, al contrario de lo que algunos amigos me dijeron. Hice una elección saludable y tu consejo fue correcto,  como todos los que me das siempre.  Cuando la fiesta finalmente se acabó, la gente empezó conducir sin estar en condiciones de hacerlo. Fui hasta mi auto con la certeza de que volvería a casa en paz. Nunca me imagine lo que me esperaba, mamá Ahora estoy tirada en la calle y oigo a un policía decir:


“El chico que provocó este accidente iba borracho”. Mamá, su voz parece tan distante. Mi sangre está derramada por todos lados y estoy intentando con todas mis fuerzas no llorar. Puedo oír a los médicos decir:
“Esta chica va a morir”.
Tengo la certeza de que el joven, que manejaba a toda velocidad, decidió beber y conducir; y ahora yo tengo que morir.

¿Por qué las personas hacen esto, mamá? Sabiendo que esto va a arruinar muchas vidas. El dolor me está cortando como un centenar de cuchillos afilados. Dile a mi hermana que no llore; dile a papá que sea fuerte. Y, cuando vaya al cielo, estaré velando por todos ustedes.

Alguien debería haberle enseñado a aquel chico que está mal beber y conducir. Tal vez si sus padres se lo hubieran dicho, yo ahora no estaría muriendo. Mi respiración se está debilitando, cada vez más. Mamá, estos son mis últimos momentos y me siento tan desesperada. Me gustaría que me pudieras abrazar mamá, mientras estoy tirada aquí muriendo. Me gustaría poder decirte lo mucho que te quiero, mamá.  Por eso…Te quiero… y… adiós.”

Estas palabras fueron escritas por un reportero que presenció el   accidente. La joven, mientras moría, iba diciendo estas palabras   y el periodista anotaba… muy abrumado. Este periodista empezó   esta campaña. Si este correo llega hasta ti y lo borras, puedes
estar perdiendo la oportunidad de concienciar a más personas y  hacer que tu propia vida TAMBIÉN CORRA PELIGRO.

Por eso, te pido un pequeño gesto, envíalo a tus amigos, familiares y seres queridos.   Puedes hacer una gran obra. Mándalo a quienes más quieras, de la misma manera que te lo envié yo a ti.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: